lunes, 30 de enero de 2012

IZQUIERDA SOCIALISTA ANTE EL 38 CONGRESO FEDERAL DEL PSOE


Más Sociedad. Más Democracia. Más Socialismo.



(El texto es una propuesta elaborada por Izquierda Socialista de Asturias, que se presenta por Izquierda Socialista, a nivel federal, como enmienda de adición a la Ponencia Marco del 38 Congreso Federal del PSOE).

La crisis está castigando intensamente a la sociedad española y también electoralmente al PSOE, por ello, como militantes socialistas nos sentimos obligados a volcar nuestras fuerzas en la búsqueda y elaboración de propuestas que ofrezcan, tanto alternativas progresistas que den soluciones a los graves problemas de la ciudadanía como líneas de acción que revitalicen el proyecto socialista y a nuestro partido.


Por eso, es necesario afrontar el reto de interpretar globalmente esta crisis, sus causas y sus consecuencias, para a partir de ahí, ser capaces de generar la energía suficiente, que haga posible el cambio y fortalecimiento del PSOE, como instrumento de transformación social con capacidad para contribuir de forma eficiente a mejorar el bienestar social y la calidad de vida del conjunto de la sociedad.


Es el tiempo de afrontar el futuro más que de enzarzarnos en cuestiones del pasado; de trabajar en ofrecer soluciones, porque los responsables de los errores cometidos ya han sido señalados con el voto de los españoles.

Nuestros valores y objetivos siguen siendo los mismos que los que se marcaron los primeros socialistas en 1879, conseguir una sociedad más solidaria, más igualitaria, más libre, con más justicia social y en paz.

Valores y objetivos de siempre que es preciso integrar en el contexto político, económico y social de la sociedad del siglo XXI, ya que, como está demostrado, a medida que avanza la globalización económica, se pone más en cuestión la democracia participativa, se acelera la desigualdad entre los territorios y la ciudadanía y se concentra la riqueza en unas pocas manos.

Siendo conscientes de que, sobre todo en Europa, el proyecto del socialismo democrático ha ido cediendo terreno ante el poder de los mercados sin ningún control político ni democrático, es preciso, desde la identidad socialista, formular un proyecto a dicha escala europea que frene ese proceso de destrucción de nuestros valores y objetivos, definiendo y activando nuevas políticas desde el ámbito global al local y fijando en ellas como referente el desarrollo local.

Tenemos que integrar plenamente al PSOE en la realidad cotidiana de la sociedad del siglo XXI; ese es el primer eslabón en la cadena de nuestras obligaciones. Esa es la primera y la más importante de nuestras responsabilidades y tareas como socialistas, a la que es necesario incorporar a millones de ciudadanos y ciudadanas que comparten con nosotros valores, objetivos y desencantos. El PSOE que queremos es patrimonio de toda la sociedad a la que más que nunca nos debemos pese, a los errores de nuestros dirigentes en la acción de gobierno, alejada de nuestras señas de identidad, y por omisión o tolerancia de los propios militantes.


MÁS SOCIEDAD.

La débil conexión con la sociedad española, derivada de la perdida de credibilidad y confianza en el proyecto político, tiene también mucho que ver con la estructura y funcionamiento interno de la organización.

Por ello, tenemos que recuperar y fortalecer el contacto con los movimientos sociales, ecologistas, vecinales, sindicales, etc., en definitiva con la ciudadanía progresista, la España de la cultura, el talento y la creatividad, para que vuelvan a considerar al PSOE como el mejor instrumento para que sus sueños se hagan realidad.

La sociedad es el objetivo final de los socialistas, para hacerla mas solidaria, mas igual, mas libre y con mas justicia social. Por ello debemos establecer cauces de comunicación permanentes con ella, abiertos a escuchar día a día sus propuestas con el propósito que sean parte activa de nuestros planteamientos e ideas.

El PSOE, como fuerza tradicionalmente más sensible a los intereses de la ciudadanía, no debe claudicar en su defensa de los servicios públicos y en atender las necesidades cambiantes de la sociedad que deben ser satisfechas con las fórmulas prestacionales características del Estado de bienestar; porque desear más sociedad, más imbricación entre partido y personas y colectivos no significa renunciar al Estado ni permitir que la sociedad sea devorada por los sectores económicamente más poderosos de la propia sociedad.

El PSOE se compromete a:
Fortalecer la democracia y la conexión con la sociedad:
Elegir los candidatos institucionales de forma directa por parte de todos los afiliados del ámbito correspondiente y se habiliten procedimientos para la participación de simpatizantes.
La conexión en malla y digital con los afiliados y con la sociedad, mediante los Grupos Sectoriales y Territoriales de Sección y de Distrito, como instrumentos de comunicación, participación y control político en tiempo real.


MÁS DEMOCRACIA.

El PSOE necesita poner al día su estructura y organización piramidal, transformándola en otra donde los afiliados seamos mas iguales. Ello requiere una organización más horizontal, haciendo un PSOE en red, donde el militante adquiera un relevante protagonismo, participando directamente en las decisiones.

El PSOE se compromete a:
Fortalecer la democracia interna del PSOE:
Favorecer que en los diferentes órganos del partido estén representadas las ideas de todos los afiliados, primando la elección de sus componentes por el sistema proporcional y el voto de todos los afiliados del ámbito correspondiente, para que así queden reflejadas la pluralidad de las bases socialistas.
Facilitar la presentación de candidatos para la elección de los secretarios generales, aplicando el voto de todos los afiliados del ámbito correspondiente .


MÁS SOCIALISMO.

Como PSOE estamos obligados en primer lugar a ser un referente del socialismo, un espejo en el cual la sociedad pueda mirarse y donde los objetivos que perseguimos para la sociedad, se cumplan en primer lugar en nuestro propio partido.

El PSOE se compromete a:
Fortalecer las garantías de la ética en el ejercicio de la política:
Proponer una Ley que garantice la transparencia y el control de las cosas públicas.
Completar el reglamento de incompatibilidades y de ingresos para los cargos públicos a los diferentes niveles (nacional, autonómico y municipal).
Poner límites a la profesionalización política.
Poner límites a la acumulación de cargos, retribuciones y dedicaciones exclusivas.
Limitar a dos los mandatos consecutivos en el mismo cargo, tanto orgánico como institucional

2 comentarios:

El Avance Socialista. net dijo...

Gracias al apoyo de los compañeros y compañeras de otras Federaciones , el texto se incluye como Enmienda de Adición al párrafo 1 presentada por CASTELLON(E.O.2173), CASTELLON (E.O.2431), LUGO (E.O.3036), NAVARRA (E.O.7498), A CORUÑA
(E.O.902)
Añadir un nuevo párrafo al principio
PREÁMBULO
MÁS SOCIEDAD, MÁS DEMOCRACIA, MÁS SOCIALISMO..........

Ariadna dijo...

hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. Si puedes escríbeme a ariadna143@gmail.com

saludos