martes, 15 de febrero de 2011

Urge una solución para el Sáhara Occidental.


Por una solución justa, duradera y ajustada a la legalidad internacional.

Los Intergrupos Parlamentarios “Paz y Libertad para el Sáhara Occidental”, formado por diputad@s de todos los grupos políticos con representación en los Parlamentos Autonómicos, nos reunimos en Valladolid, los días 12 y 13 de febrero de 2001, en la sede de las Cortes de Castilla y León.

La XV Conferencia, inaugurada por el Presidente de las Cortes de Castilla y León, D. José Manuel Fernández Santiago, contó con la intervención y participación del Delegado de la RASD, D. Bucharaia Hamudi Beyun, el Presidente de las Instituciones Solidarias D. Carmelo Ramirez Marrero y del Secretario de la Asociación Internacional de Juristas, D. Felipe Briones Vives y otras muchas personas que abordamos de forma amplia, rigurosa y muy participativa la grave situación en que se encuentra el proceso de descolonización del Sáhara Occidental, la última colonia en África.

Una situación que data de hace treinta y seis años, en que los territorios del Sáhara Occidental son invadidos por Marruecos y de veinte años desde el alto al fuego, tras dieciséis años de guerra. Veinte años en los que la Comunidad Internacional a través de Naciones Unidas, a pesar de contar con la flexibilidad mostrada por el Frente Polisario, legítimo representante del pueblo saharaui, ha sido incapaz de superar el obstruccionismo marroquí y materializar el cumplimiento de los acuerdos internacionales alcanzados.

En opinión de los participantes en la Conferencia, la situación ha empeorado con el paso del tiempo, agravándose de forma más progresiva en los últimos meses, pudiendo afirmarse que el riesgo de desestabilización en la zona es absolutamente real, como lo ha puesto de manifiesto el violento desmantelamiento del campamento de Agadaym Izk, levantado por 20.00 sarahauis en las afueras de El Aaiún y la represión desencadenada posteriormente por parte de las autoridades marroquíes.

Con su actitud, Marruecos ha ahondado la sima que les separaba de los saharuis. La convivencia es hoy mucho más difícil que ayer. Pero con su actuación en el campamento y la represión posterior ha conseguido también, por si alguien tenía alguna duda, que la propuesta de autonomía sea papel mojado, y no sólo para el Sáhara, sino para Marruecos, ya que la regionalización constituye una de las piezas básicas de la política de Mohamed VI. Y eso, también puede ser un factor desestabilizador.

En el mismo sentido resulta obligado poner de manifiesto que, cada día que pasa, se observa como el pueblo saharaui está perdiendo la confianza en la Comunidad Internacional ante la falta de perspectiva de un arreglo pacífico. Y empieza a pensar en que la solución sería volver a las armas de un modo u otro, lo que significaría añadir un muy importante factor de desestabilización a una situación ya grave de por sí.

De ahí que, nuestra histórica petición de una solución justa, duradera, acorde con lo establecido por la legalidad internacional para la resolución de los procesos de descolonización es, no sólo necesaria, sino también urgente.

La Comunidad Internacional no puede permanecer impasible ante lo que está sucediendo. Por que no sólo está en juego el respeto a la legalidad internacional, sino también evitar una futura desestabilización del Magreb. Los recientes sucesos en Túnez, en Egipto y en otros países árabes debieran servir de acicate para una actitud más activa en la cuestión saharauí.

Por todo ello los Intergrupos “Paz y Libertad para el Sáhara Occidental”, acordamos por unanimidad:

1.- Reafirmarnos en lo manifestado en las sucesivas declaraciones aprobadas hasta la fecha en cuanto se refiere al legitimo derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación mediante referéndum, como final del proceso de descolonización en el que aún está inmerso, y avalado por la legalidad internacional, e instar al conjunto de Instituciones Públicas españolas y a la Comunidad Internacional a trabajar para conseguirlo.

2.- Manifestar nuestro apoyo al Frente Polisario como legítimo representante del pueblo saharaui, y al Gobierno de la RASD, en sus esfuerzos para que lo previsto en las Resoluciones de Naciones Unidas se lleve a efecto de forma pacífica.

3.- Solicitar una investigación internacional sobre los sucesos acaecidos durante el desmantelamiento del campamento de Agadaym Izik y la posterior represión de la población saharaui e instar a la apertura del territorio del Sáhara Occidental a observadores internacionales. En este mismo sentido, instar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a incluir la vigilancia del respeto a los derechos humanos en el mandato de la MINURSO, e instar a los Gobiernos de España, de Francia y al conjunto de la Unión Europea, a que exijan el respeto de los derechosa humanos en el territorio del Sáhara Occidental y condenen la actitud de Marruecos de obstrucción del proceso de investigación de las graves violaciones de derechos humanos que se cometen en dicho territorio. Apoyar también el trabajo del enviado especial del Secretario General de Naciones Unidas, Christopher Ross, en sus esfuerzos para lograr un acuerdo justo entre las partes, y respetuoso con la legalidad internacional.
Exigimos al reino de Marruecos la liberación inmediata de los presos de conciencia Saharauis.

4.- Instar al conjunto de las Instituciones Públicas españolas a continuar el apoyo solidario a los campamentos de refugiados cercanos a Tinduf, máxime en estos momentos de graves dificultades económicas.

5.- Establecer como prioridad para la acción de los Intergrupos en este año 2011 el apoyo a la población saharaui de los territorios ocupados a través del envío de misiones de observación y de la canalización de ayuda de cooperación.

6.- Hacer un llamamiento al Gobierno de España y al conjunto de Instituciones Públicas del Estado, para que refuercen su implicación, como potencia colonizadora de iure, en el proceso de descolonización del Sáhara Occidental y lidere, junto a Naciones Unidas la búsqueda de una solución justa, duradera, acorde con la legalidad internacional, pero, a día de hoy, también urgente.

7.- Instar a la Unión Europea a colaborar en la búsqueda de la solución antes apuntada, a hacer efectiva la clausula del respeto a los derechos humanos establecida en el Acuerdo Preferencial con el Reino de Marruecos y a que los convenios sectoriales que establezca con el Reino Alahuí no afecten al territorio, ni a las aguas del Sáhara Occidental, ni a los derechos políticos y económicos del pueblo saharaui, ni en general a sus recursos naturales, y especialmente a la pesca.

Para ver otros "post" relacionados con el tema. Ir a etiquetas y "pinchar" Sáhara.
Nota: La fotografía corresponde al edificio de las Cortes de Castilla y León.

1 comentario:

factoria7gritos dijo...

Sí que urge :-( esperemos que este viento de libertad que sopla por el norte de África alcance a Marruecos y que además favorezca a los saharauis. Comprato la declaración, buen trabajo.