martes, 7 de agosto de 2007

Nicolás Redondo. Historia, Memoria y Futuro.


En el Hospital recibí, de mi amigo Campomanes con el que compartí años de dedicación a UGT, un regalo muy valioso: el libro “Historia, memoria y futuro”, que recoge las conversaciones de Antonio Garcia Santesmases con Nicolás Redondo Urbieta.

Libro que, a iniciativa de la UGT, publica la Fundación Francisco Largo Caballero como homenaje y reconocimiento a la labor realizada por Nicolás a lo largo de toda su vida y que “obviamente debe ser extensible a todos los que, con distintas responsabilidades en esa etapa, trabajaron para dar continuidad a la labor de miles y miles de héroes anónimos que, desde hace casi 120 años, han venido haciendo posible un sindicato de inspiración socialista: la Unión General de Trabajadores de la que tan orgullosos estamos”.

Ya en casa, la lectura del libro ha estado trufada de muchos recuerdos, de la relectura de otros libros, de papeles personales, tal vez demasiados e innecesarios, sabiendo de los generosos silencios de Nicolás, de su callar siempre tantas cosas, por que la verdad resultaría difícilmente soportable por algunos, huyendo continuamente de su protagonismo personal y reivindicando, como muy bien dice Antón en la presentación, “el papel que tuvieron los sindicatos en la transición política y en la consolidación de la democracia en nuestro país puesto que todavía no han tenido el reconocimiento que merecen”.

Conversaciones en las que Nicolás expone las líneas ideológicas que han pautado toda una vida dedicada a la UGT y al PSOE. De él podemos decir que, sin el menor atisbo de duda, sus ideas y convicciones han tenido fiel reflejo en las acciones y vivencias que conforman la trayectoria vital que va del niño de la guerra exiliado en Francia, al ciudadano comprometido en la lucha por la paz y la libertad en el País Vasco.

Profundamente enraizado en la tradición histórica del socialismo, en el pablismo, encuentra en las ideas y trayectorias de Fernando de los Ríos e Indalecio Prieto Tuero y de Francisco Largo Caballero, dos modos y maneras de entender el socialismo y el sindicalismo, que lejos de ser antagónicas (como algunos lectores interesados nos pretenden presentar) se configuran como pilares fundamentales para la construcción del socialismo democrático en España.

Hay una constante en la Historia de España, de la que el PSOE y la UGT forman parte desde hace más de un siglo, que consiste en reescribirla de modo falsario. Por eso resulta muy ilustrativo leer, sobre la huelga general del 14 de Diciembre de 1988, en palabras de Nicolás que “Se equivocaban quienes quisieron encontrar diferencias entre el gobierno y la UGT en razones de oposición política, razones personales, ansias de poder o en una supuesta estrategia de diferenciación. Las discrepancias,..., fueron el producto de diferencias reales y el resultado de distintas concepciones sociales” .... :”En esa etapa el crecimiento económico era estimable. A pesar de ello los economistas del gobierno decían que la economía estaba recalentada y que por lo tanto no era posible financiar el giro social que reivindicaban los sindicatos”.

El éxito de la huelga en empresas como Telefónica supuso importantes beneficios para los trabajadores, tales como: la provisión en las cuentas de 1988 de la partida de decenas de miles de millones con destino a lo que hoy es el Fondo de Pensiones. el traspaso a los trabajadores de la gestión de los Fondos Sociales y de la cogestión de ATAM, etc.. Las repercusiones no se quedaron sólo en las grandes empresas, sino que se extendieron al ámbito general, así sólo dos meses después, el 14 de Febrero de 1989, se produce un intenso debate parlamentario, tras el cuál el PSOE y AP acuerdan incrementar los gastos sociales por un importe superior a 250.000 millones de pesetas.

En Octubre de 1989, se celebran las elecciones generales cuyos resultados fueron sumamente esclarecedores, mal que les pese a algunos “historiadores” y “políticos del todo vale” que pretenden tergiversar los hechos de manera torticera. Así, millones de trabajadores que habían secundado la huelga, apoyaban mayoritariamente al PSOE (8.115.568 votos) que obtenía 175 diputados y a IU (1.858.588 votos) que alcanzaba la cifra de 17 diputados.

Resultados “que influyen en buena medida en la negociación de la Propuesta Sindical Prioritaria. Es decir, los sindicatos rentabilizamos el éxito del 14 de diciembre, a pesar de las consideraciones que hicieron los representantes del gobierno, aunque no conseguimos todas nuestras reivindicaciones ni cambiar la política económica del gobierno. Por ejemplo, conseguimos retirar el Plan de Empleo juvenil,, el pago de la deuda social, la Ley de pensiones no contributivas, el derecho a la negociación en el ámbito de la función pública y la cláusula de garantía para sus retribuciones, el derecho de información en materia de contratación laboral, la cláusula de garantía para los pensionistas, el mayor aumento de pensiones de toda la década, el salario social a través de acuerdos con las comunidades autónomas y el aumento de la ayuda familiar para las rentas más bajas” .

Es significativo el reconociendo de que no se consiguió modificar la política económica, ni la orientación y continuidad de la misma, en ese sentido resultan elocuentes las palabras de Miguel Angel Fernández Ordóñez en el libro “La Memoria Recuperada”. ( M.A.I, 2003). “Cuando ahora, tan sólo siete años después de que los socialistas hayan dejado el Gobierno, se nos pide resaltar algunas características de la política económica socialista, hay que sacar la lupa para encontrar algunas diferencias con las políticas de UCD y del PP”. Algunos, ya entonces, no necesitamos la lupa para encontrar diferencias sustanciales y ahora tampoco la necesitamos para reconocer las consecuencias de esa política para las rentas de los trabajadores.

José Luis Rodríguez Zapatero en su intervención en el homenaje, se refirió a Nicolás como uno de los "protagonistas de la parte más brillante de la historia contemporánea de España" por su contribución a la conquista de la "libertad política y sindical". Unos días después en Logroño, el propio Nicolás, afirmaba que "cada conquista" que se ha hecho en España desde la Transición, "cada parcela de libertad conseguida, ha habido que pagarla con un precio y ese precio, lo digo sin ningún triunfalismo, los han pagado sustancialmente los trabajadores".

Veamos, con cierto detalle y sin necesidad de lupa, algunos análisis y datos provenientes de distintas fuentes que nos sirven de referencia para conocer un poco mejor el modelo económico al que nos referimos y la magnitud de ese precio.

Dice D. José Luis Malo de Molina, responsable de Estudios del Banco de España, la «indudable moderación salarial» está en línea «con la trayectoria de la inflación», pero «cuando se compara con los incrementos reales del PIB, el crecimiento real de los salarios es negativo en un 0,6% en el promedio de 1996 a 2007, frente a un crecimiento real del 1,3% entre 1980 a 1995».

De un Informe de la escuela de negocios de Esade. Aunque en España el crecimiento económico está generando importantes beneficios empresariales es necesario modificar el modelo de crecimiento económico, entre otras razones, porque ese crecimiento se viene sustentando en el consumo, la construcción y sectores de baja productividad, con sueldos inferiores a la media, y en empleos poco cualificados.

Más Informes y datos. La economía española lleva 14 años creciendo a un ritmo superior al de la media de la Unión Europea y de la zona euro. El PIB per cápita español, en relación con el de la UE, ha subido del 79,4% en 1997 al 90,5% en 2006. Sin embargo, el crecimiento económico no ha favorecido a todos por igual. Durante este periodo de bonanza de la economía española las rentas salariales han disminuido su participación en la renta nacional.

La disminución del peso de los salarios en la distribución de la renta es una tendencia generalizada en los países europeos, pero mucho más acentuada en nuestro país. Así, entre 1997 y 2006, en la zona euro y en la UE el peso de las rentas salariales en PIB ha caído 2 y 0,9 puntos porcentuales, respectivamente, mientras en España la caída ha sido de 5,5 puntos porcentuales.

A todo ello hay que añadir que debido al importante incremento del empleo de estos últimos años no ha sido aún mayor la pérdida de peso de los salarios en la renta nacional. Sin olvidar que de los 2.700.336 nuevos empleos asalariados, creados entre 2002 y 2006, 438.500 fueron en la construcción y 2.204.800 en los servicios; es decir, en sectores con niveles salariales bajos y alta temporalidad.

¿Que hacer en el futuro?. Volvemos a retomar a Nicolás. “Los partidos y los sindicatos tienen que propiciar una política de disenso claro con la derecha, marcando las diferencias para que la gente joven se sienta atraída hacia el compromiso político y sindical. Cuando ganó Zapatero las elecciones los jóvenes decían: “No nos falles”. Fue un grito tremendo y significativo; por eso tiene que haber sobre todo coherencia entre lo que uno dice y lo que uno hace. Difícilmente puede haber solución a los problemas actuales si no hacemos un gran esfuerzo a nivel europeo buscando controles democráticos ante las grandes empresas multinacionales, que son las que definen, en defensa de sus intereses, la agenda política y social”.

“A pesar de los problemas, merece la pena intentar comprometer a los jóvenes para que luchen, por que en todo caso, el futuro depende de ellos. Todo lo que hagamos por atraerlos a ese compromiso político y sindical será poco si lo comparamos con lo que ellos representan para el futuro de nuestro país. Una ultima consideración dirigida a los jóvenes parte de la constatación de que tienen derecho a equivocarse, porque también nos equivocamos nosotros cuando éramos jóvenes”.

El gobierno socialista de José Luis Rodriguez Zapateros ha impulsado iniciativas legislativas que han generado para la ciudadanía nuevos derechos civiles hasta extremos impensables hace bien pocos años y políticas sociales que han consolidado y ampliado en buena medida el estado del bienestar.
Ahora es imprescindible que afrontemos, en los próximos años, el cambio del modelo productivo español, concertando con los agentes sociales y económicos la implementación de políticas públicas que favorezcan el incremento de la productividad, la innovación y la competitividad de los productos y servicios españoles en un mundo cada vez más globalizado y de modo que contribuyan a un incremento sostenido de los salarios reales y de la participación de las rentas salariales en la renta nacional.

Ese tal vez sea el mejor homenaje que le podemos hacer a Nicolás, a quien deseo felicitar por muchos motivos, por haber llegado a los ochenta años con la dignidad que lo ha hecho, por toda una vida dedicada a la UGT y al PSOE, esto es al servicio de la clase trabajadora y por el ejemplo que diariamente nos da a quienes le tenemos como maestro, amigo y todo un referente ético, político y sindical.


Bibliografía
Historia, memoria y futuro.
Nicolás Redondo y Antonio García Santesmases
Edita. Fundacion Francisco Largo Caballero -2007

13 comentarios:

LUNA dijo...

Bueno, ya era hora, se ve que no hay mal que por bien no venga, y el tiempo de reposo permite estos excesos. Además de escuchar estas cosas de viva voz me gusta verlas escritas. Así pueden visualizarlas todos y quedan, que ya sabes que las palabras las lleva el viento.
Es un poco largo, pero ameno, me gusta y encima tienes toda la razón en lo que dices.
Si más personas como tu y con responsabilidades políticas o sindicales hicieran estas reflexiones, tal vez ganasemos todos, porque no tomarían las decisiones fundamentales, algunos que no tienen ideología sino solo intereses.
Cuidate y ponte bueno pronto.

proletario dijo...

Gracias Jamín por el recocimiento que haces en la persona de mi admirado Nicolás a todos los que defendemos la causa de los trabajadores. Respecto de los salarios tienes toda la razón, se jubila uno cobrando un buen sueldín y te sustituye un chaval a quien le pagan poco más que para el bocadillo y la gasolina.

acracia dijo...

Con mirar las cotizaciones de bolsa de los bancos, las constructoras y las electricas te das cuenta quienes son los beficiarios del modelo económico en que sobrevivimos. Eso si nunca hubo en España tantas personas con trabajo asalariado. ¡vivan las cadenas!

Pablo Rodriguez dijo...

Hay una frase que siempre me gustó: "querer a quien no te quiere eso es querer. Querer a quien te quiere, es corresponder". No tengo ni idea de quien la dijo, pero ni falta que me hace.
Eso me recuerda el papel que hacen ahora los Sindicatos, sobre todo en Asturias, dejandose querer y por ende, corresponder, cuando se trata de ingresar euros de Pactos y Convenios.
Y mientras tanto, los pobres asalariados de segunda, que los de primera vivimos como Dios, sobreviviendo de milagro.
Esto también es producto del modelo económico.

Ana dijo...

Feliz cumpleaños y que viva muchos más. Todo un ejemplo a seguir cuando estaba en primera línea y ahora sin responsabilidades directas en la UGT sigue hablando con claridad sobre los temas que nos preocupan a los españoles y gracias a ti por contarlo.

eventual dijo...

Es natural que siga cayendo la renta de los trabajadres, aquí en Asturias se jubila alguien que tiene un contrato fijo y lo sustituye en el mejor de los casos uno con contrato temporal, sin antiguedad y al que no le pagan las horas extras. Vete a quejarte al sindicato y veras lo que te dicen.

lola dijo...

Parece que el modelo economico del ladrillo esta acatarrandose en EEUU y en España lleva camino. Ya veremos como se venden las novedades, de momento este año la gente sale menos de vacaciones y se presenta como un exito que no sube tanto la inflacion, en septiembreya veremos quien paga la hipoteca y se dira que es un exitazo que se modera el precio de la vivienda.

carmen dijo...

Bravo Nicolás, tus palabras demuestran que tienes el espiritu más joven que los muermos que tenemos que aguantar en juventudes.

lolo dijo...

Pocos como Nicolás se merecen que los trabajadores le demos un homenaje. Ochenta años y sigue al pie del cañon y siempre defendiendo a los que menos tenemos. Un abrazo.

escanciador dijo...

Dicen que se necesita personal para la hosteleria en Asturias, lo que no dicen es que no pagan ni el convenio y hay que trabajar doce horas y seis dias a la semana. Eso si el jefe no se queda con las propinas. ¿Donde estan los sindicatos? ¿De vacaciones.....?

pablo dijo...

Homenaje tardío pero muy justo y merecido.

Angel López dijo...

Excelente artículo. El análisis que haces sobre la evolución de la participación de la renta salarial en la renta nacional es muy interesante y realista. La propia OCDE ha facilitado datos muy similares a los que tú das. Por cierto, tu exposición "hace polvo" las tesis que sostiene David Vegara, Secretario de Estado de Economía, en el artículo publicado en El País, en el que argumenta su valoración positiva de la economía española en base al crecimiento per/cápita de las rentas salariales. Eso sí de las rentas del capital ni mú.

Anónimo dijo...

Benjamín, me adhiero a todos los comentarios que justamente haces en tu análisis a la figura de Nicolás, de quien muchos se separaron vergonzantemente ( para ellos), y a quien TU nunca abandonaste ni con tu amistad ni fidelidad.
Tu también eres parte de esa historia de UGT, para mi, orgullosa historia, por lo que quiero con estas lineas, además de manifestar mi sentido y sincero homenaje a Nicolás, el reconocimiento en tu persona de muchos miles de compañeros que sin las prevendas actuales que representan hoy para muchos el trabajo sindical, hicieron un trabajo que la perspectiva del tiempo sin duda engrandecera´.
Agradecerte así mismo el análisis y las conclusiones acerca de por donde debe dirigir nuestro Partido las prioridades de política económica y social, que comparto totalmente.

Un fuerte abrazo, y mis deseos de que tengas una pronta y total recuperación.

JOSE MANUEL