viernes, 17 de agosto de 2007

Más que música.




El canciu y la música asturiana tan aflorando cada día con mayor rixu nes abondes actividaes culturales y festives que se celebren n’Asturies. y fuera della y que nestos meses de branu algamen, nel ámbitu de les musiques tradicionales, tou su esplendor.

Asina, a la brañada de fiestes de prau, hai qu’añadir cuasi a diariu munchos conciertos y festivales folklóricos que tienen como principales atraybles el baille y les músiques tradicionales. Nesti mes d’agostu, podemos alcontrar eventos mui importantes en Xixón, Tapia, Avilés, Tinéu, Santolín d'Ibias, Navia, Candamu, Llanes, Pola de Somiedu, Navia, Campu Casu, Ribeseya, Sotrondiu, Baiña, Porcia, etc. a los qu’acurren miles de persones, munches delles, mozos y moces bonos conocedores, cuando non practicantes activos, d’estes artes.

Güei, les bandes de gaites comparten protagonismu con les bandes de música folk qu’arríquecen la música tradicional asturiana con “vieyes y nueves sonoridaes” xenerades con instrumentos ( acurdión diátonicu, vigulin, ruxidera, panderu, castañueles, rabel de tres cuerdes, payella, zanfoña, etc, ) más o menos encontrollados y dellos que agóra faen un usu mui frecuente.

Hai qu’añidir, les muestres de folklore y concursos de canciu asturiana que se celebren, como yá ye vezu, durante to’l añu y que tienen como puntu cimeru a l’asturianada o “toná asturiana”. Un xénero liricu que yá entamó’l relevu xeneracional con ésitu y n’onde ye apalpable, dientro d’un ampliu abanigu de bones voces y estilos, la esistencia d’interpretes femenines y masculinos col más altu nivel.

Too esti panorama, permitenos achisbar un futuru mui prometedor pa la música asturiana. Atrás quedó’l tiempu en que nuesa música tradicional era tratá cuasi siempre como un fechu festivu e inclusu sujetu a frases más o menos despectives “depués de vieyu, gaiteru” y qu’apenes era valoratible pola cultura oficial, que les más de les vegades usabala como arma afrelladiza frente a cultures estranxeres.

Polo que nun ye añaciosu memoriar que cuando nos años setenta se despellen nueves condiciones polítiques y sociales n’España, n’Asturies dá comencipiu el reverdecimientu de nuesa cultura tradicional, xurdiendo nuevos compositores y cantantes, qu’amás usen paello la llingua asturiana, xenerando na xente un gran afoguin pola gaita, tambor, acurdión, etc qu’alcuentra una rempuesta positiva nos nuevos ayuntamientos democráticos, qu’anque ayunos de competencies na materia y escasos de recursos económicos nun duldaron en prestar sofitu a tan meritoria xera.

Anguañu, p’atender el medría de la demanda de places pa estudiar nes escueles de música tradicional, vemos qu’aquelles iniciatives se estienden pola xeografía de munchos conceyos asturianos y gracies a la llabor de la escuela d’asturiania a los centros asturianos del esterior y que tamién s’abarquen otres facetas como les bandes de gaites, grupos de bailles y la colaboración, patrociniu y organización de certámenes de folklore y concursos de canciu asturiana.

Nesta nueva realidad, de nós depende, qu’en vegada de encerrizanos n’alderiques baterizos sobre cuestiones tarrates de la llingua asturiana, sepamos aprovechar nesti intre la oportunidá de puxar fuertemente les polítiques culturales que bramente conciten el respaldu unánime de los asturianos.

Nesi sen, paezme necesario facese eco de la opinión de persones vinculaes a la música tradicional d’que ye imprescindible potenciar los trabayos d’investigación y recopilación del ingente patrimoniu musicológico asturianu y ampliar l’enseñu de la música tradicional,, dicho too ello sin el pruyimientu de orientar a quién debe de llevar la batuta, pues pa ello alcontrará meyor criteriu en maestros, profesores y espertos musicales.

Nun mundu globalizau y cada vegada más mediáticu, anovador y en demanda continua d’amplies “novedaes” musicales y siendo’l canciu y la música tradicional asturiana señes d’identida y de distinción dientro y fuera d'Asturies, puede ser l’entre y tamién una bona oportunidá pa nesi entornu músical “criar una fábrica” de contenidos audiovisuales que sea un arime más pa fomentar la cultura asturiana y un sofitu pa xenerar más actividad económica y emplegu .

El retu, agora, ye saber afrontar con claror d’idees y aceñu la importante llabor de facer mui accesible a la ciudadanía y poner en valir esta doyura cultural.

5 comentarios:

antón dijo...

Ta bien que t'esplayes cola musica asturiana. Taría meyor que sofitases la ccoficialidá de la llingua.

Carlos López dijo...

No entiendo en detalle todo lo que dices, pero aón asi, me parece muy buena la idea de generar contenidos audiovisuales de temática asturiana para difundirlos dentro y fuera de Asturias. La televisión asturiana puede ser uno de los medios más adecuados.

pelayu dijo...

Toi d'acuerdo en qu'eso ye lo qu'hai agora, pero tamién en que hai que trabayar muncho nello p'aprovechar esti entre y afitase dafechu.

mateín dijo...

Xente d'Uvieu, tambor y gaita. Col programa de fiestes pa san mateo, nos tien gayuleros a la mocedá el Felechosa esi.

El gaiteru de xixón dijo...

¡Puxa Asturies y la música asturiana!. Ya ye hora de que penriba s'enteren de que va'l peñe y dexen d'enrrollase col del perendengue y cia.