viernes, 7 de marzo de 2008

Vota Con Todas Tus Fuerzas.

Mañana viernes en Langreo se cierra la campaña electoral de las Elecciones Generales de 2008 con un gran acto municipalista en el que estarán presentes e intervendrán entre otros: Pedro Castro, alcalde de Getafe y Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Juan Fernández Pereiro, Alcalde de Valdés y Presidente de la Federación Asturiana de Concejos y Alvaro Cuesta Martínez, cabeza de lista de la candidatura del PSOE al Congreso y Secretario de Política Municipal de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE .

Junto a ellos estarán también los 55 alcaldes y alcaldesas socialistas de Asturias y centenares de concejales de los concejos asturianos, diputados/as, cargos públicos y miles de militantes y simpatizantes. Todos y todas comprometidos con un proyecto progresista, moderno, integrador, abierto, innovador, tolerante, solidario y democrático para el conjunto de la sociedad española y que concretamos en un Programa Electoral que constituye un auténtico contrato social con nuestros electores.

Un programa electoral que no me resisto a enunciar en el ámbito municipal, aunque sea de forma muy somera, ya que la mejora del gobierno de los ayuntamientos como instituciones más próximas a la ciudadanía es un compromiso prioritario del PSOE para este mandato, y que a mi como responsable de la Política Municipal en Asturias, me toca muy de cerca. Así planteamos:

  • Impulsar, desde el acuerdo, la reforma de un nuevo marco legal mediante una nueva Legislación de Bases de Régimen Local y una reforma de la Financiación Local.

  • Potenciar la Cooperación , Colaboración y Coordinación entre Administraciones.

  • Desarrollar un modelo de gobierno municipal más transparente, participativo y democrático con una nueva organización que mejore su funcionamiento.

  • Apoyar de modo especial a los pequeños municipios a través del Fondo de Solidaridad.

  • Promover y fomentar la intermunicipalidad y las comunidades de municipios.

  • Mejorar la financiación y la gestión económica y administrativa de los ayuntamientos.

  • Potenciar las políticas de innovación, de modernización y de calidad en la prestación de los servicios a los vecinos.

  • Promover acciones coordinadas del conjunto de las Administraciones para desarrollar una política integral en el mundo local.

Un programa electoral, amplio y detallado y al que podéis acceder en su totalidad, pulsa aquí mismo, y que se articula en tres ejes, orientado hacia tres amplios objetivos, que por lo dilatado de su horizonte temporal, transcienden el de un mandato de cuatro años de gobierno, y que por su entidad, aspira a satisfacer las justas y razonables demandas del conjunto de la sociedad española.

En ese marco general, los socialistas nos proponemos en los próximos cuatro años conseguir tres objetivos concretos:

  1. Alcanzar el pleno empleo, consolidando y desarrollando la política social del Estado del Bienestar más avanzado.

  2. Modernizar España, afrontando y superando con éxito los nuevos desafíos que, en este siglo XXI, se plantean los países más avanzados y desarrollados.

  3. Garantizar y reforzar la convivencia cívica y la cohesión social y territorial, ejerciendo el poder político de manera eficaz, respetuosa y dialogante y promoviendo el consenso en la búsqueda de los acuerdos.

Un Programa y unos objetivos que tienen sus mejores avales en el cumplimiento de las promesa y compromisos que contrajimos con la ciudadanía cuando nos presentamos a las Elecciones en el 2004, un modo de gobernar del que hemos venido haciendo gala a lo largo de estos cuatro años, en los que hemos alcanzado grandes y numerosos acuerdos con los partidos de la oposición, excepto con uno, y en el que se han promulgado, con un amplio consenso parlamentario, numerosas leyes de un amplio calado social y político y en los que el dialogo social ha sido una constante en las negociaciones con las organizaciones sindicales y patronales.

Por eso, ahora, podemos presentarnos ante la sociedad española como lo que somos: socialistas sin complejos, y pedirles sin ambigüedades a los ciudadanos que renueven su confianza en nuestros candidatos y candidatas y que confíen en que nuestras propuestas y alternativas, ( que al contrario que las de otra fuerza política), no son ni simples ocurrencias ni tampoco meras promesas formales, que una vez pasadas las elecciones se diluyen como un azucarillo, sino un firme compromiso que tiene como prioridad reforzar la convivencia y la cohesión social para el conjunto de la ciudadanía, y como referencias más importantes los valores constitucionales de la libertad, la igualdad y la solidaridad.

Estimados amig@s, el próximo día nueve de Marzo, tenemos una cita inexcusable con las urnas, todas las españolas y los españoles mayores de dieciocho años de edad, tenemos la ocasión de ser partícipes activos en la construcción de una sociedad desarrollada, innovadora, moderna, libre, culta, participativa, democrática, cohesionada, plural, tolerante, inclusiva, abierta, justa y solidaria.

Os animo a ir a votar, y hacerlo en compañía de vuestras familias, amigas y amigos, compañeros de trabajo, pues el domingo día 9 de Marzo tod@s vosotr@s sois los verdaderos protagonistas de este acto democrático. Ir a votar y hacerlo de la manera más positiva, apoyando la mejor opción, que es la de votar las candidaturas del PSOE al Congreso y al Senado.

9 comentarios:

proletario dijo...

Hay que movilizar a todo el personal para llenar las urnas de votos socialistas. Hay dos opciones,ir para adelante votando PSOE o ir para atrás votando PP. Toca seguir avanzando.

amelia dijo...

Son muchas las promesas que los partidos hacen en la campaña electoral y en bastantes casos muchos los incumplimientos. Yo voy a votar de nuevo al PSOE por que Zapatero prometió retirar las tropas de Irak y lo cumplió, aunque no debe ser nada fácil llevarle la contraria al presidente del país más poderoso.

amadeo dijo...

Todos los programas dibujan un porvreir maravilloso si votamos a los partidos que los elaboran. Luego vienen las frustraciones y los desengaños, por eso no solo conviene leer el futuro que nos ofrecen sino recordar tambien el pasado que nos dieron. Yo no quiero que vuelva el PP ni harto de güisquy.

Paco Ruiz dijo...

Los ayuntamientos han sido los parientes pobres de la transición, los que más han hecho por mejorar la vida de la gente y los que menos recursos tienen. No tengo muchas esperanzas en que cambien las cosas.Antes el centralismo era Madrid y ahora Sevilla.

Anónimo dijo...

Los ayuntamientos se las van a ver y desear para atender a los inmigrantes en cuanto la economía entre en recesión. Las ayudas para la integración tienen que ir directamente a los ayuntamientos que saben donde están los problemas y cuanto primero mejor que para eso el estado recauda impuestos y seguridad social y se beneficia de ello.

criticón dijo...

Ya me gustaría que me explicases como es eso que quitan el impuesto sobre el patrimonio, por que dicen que es doble imposición, y los ayuntamientos suben el IBI de la vivienda cada vez más,como si no hubieramos pagado ya un montón de impuestos: plusvalias, iva, transmisiones patrimoniales, etc.

uno del huerna dijo...

Prometer que vamos a tener pleno empleo es un buen deseo pero que no se podrá cumplir ni de coña. ¿Por qué se prometen cosas que no se van a cumplir? y que además no dependen en su mayor medida del gobierno. Zapatero en esto cero, has empezado muy bien y ya te estas convirtiendo en un politico del que hay que empezar a desconfiar. Tú veras lo que dices y haces.

carmen dijo...

Cuando llegan las elecciones siempre se prometen miles de cosas y cuanto mas grandes,costosas y espectaculares mejor, asi llenan los titulares. Las pequeñas cosas, esas que de verdad nos hacen la vida agradable, de esas casi nadie habla. No os tiene que extrañar que muchas personas no vayamos a votar el domingo, no lo hacemos por que no os ocupaís de lo que necesitamos de verdad.

esperanza dijo...

Garantizar y reforzar la convivenciía cívica es uno de los objetivos del programa socialista. Hoy suena más fuerte que nunca la necesidad de que se haga realidad en los próximos años.