lunes, 7 de enero de 2008

Desarrollo y Brecha Digital

Los numerosos avances científicos, el incesante desarrollo tecnológico y el crecimiento económico y demográfico en amplias zonas del planeta configuran, casi a diario, una nueva realidad social en continua transformación, que se ve acrecentada, aún más si cabe, por las corrientes migratorias (sur-norte, este-oeste, rural-ciudad) de millones de personas que se sienten atraídas por “las nuevas oportunidades” que se están generando en las zonas más dinámicas y desarrolladas del mundo.

Tal vez, el mayor contraste que se percibe entre "una zona y otra del planeta”, es la existencia en las sociedades más desarrolladas de lo que venimos definiendo como Sociedad de la Información, una sociedad que se configura, cada día más, como un subsistema social, cultural y económico con características propias que, transforma radicalmente nuestras formas y pautas de comportamiento en el ámbito público y privado a la vez que nos facilita la accesibilidad a un sin–fin de nuevas oportunidades sociales, políticas, económicas y culturales.


Al mismo tiempo esta transformación de ámbito prácticamente global, está dejando de lado, cuando no excluyendo de forma casi traumática, a millones de hombres y mujeres (los pobres digitales), la gran mayoría de los cuales vive en países en vías de desarrollo y en las zonas rurales aisladas o de menor densidad de población de los países desarrollados, generando así una sociedad tremendamente dual, segregada por una barrera cada día más infranqueable y que se define como la brecha digital.


No resulta por tanto ocioso reseñar que son numerosos y más que solventes los estudios económicos y sociológicos que han demostrado palpablemente que en muchas áreas geográficas, e incluso dentro de un mismo país y región, la brecha digital limita enormemente el desarrollo del capital intelectual, acentúa el retraso económico y representa un poderoso factor de exclusión de los procesos generales de integración territorial y social, avivando incluso en no pocos casos la incomprensión y el rechazo entre los diferentes hechos culturales.


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo constata el rotundo fracaso, en la mayoría de los países en desarrollo, a la hora de acceder a los cambios tecnológicos y alerta a la comunidad internacional del aumento de las disparidades entre los países ricos y los que no disponen de competencias básicas, recursos e infraestructuras. La mayor parte de la población mundial no tiene acceso a líneas telefónicas y, todavía menos, a un ordenador. Por consiguiente, sociedades enteras se encuentran marginadas a la periferia de las redes de comunicación.


Para poner freno al incremento de las disparidades digitales entre los países, e insisto, también en el propio ámbito de un mismo país, región o comarca, y en lo que es mucho más importante entre la misma ciudadanía, en tanto que personas con plenitud de derechos en el acceso a la sociedad de la información. Por eso, ya no son suficientes las declaraciones voluntariosas de buenas intenciones, si no que, es necesario que los poderes públicos intervengan en profundidad y con rapidez, liderando el proceso del despliegue e implementación de las infraestructuras de redes como soporte básico y fundamental que permita avanzar en la cohesión social, cultural, económica y territorial de la Sociedad de la Información.


Dar respuesta al déficit de servicios básicos, invertir en la alfabetización informática y ampliar el alcance de los flujos de información constituyen un cometido fundamental, que no puede quedar sujeto exclusivamente a las reglas del mercado y al albur de la iniciativa privada, ya que sólo podrá llevarse a la práctica con eficacia social y económica mediante el esfuerzo conjunto y solidario entre las ciudades, las regiones y los estados, con amplia colaboración entre las comunidades científicas, técnicas, culturales, educativas y la propia sociedad civil y la cooperación y coordinación entre los operadores del sector privado y las instituciones públicas.


En ese sentido, resaltar y poner de manifiesto por lo que supone de buenas prácticas, dos iniciativas que se están desarrollando en Asturias:

Una, la que en el marco del e-Asturias, está desarrollando el Gobierno de Asturias en colaboración con la Fundación CTIC, impulsando aquellos proyectos encaminados a disminuir la brecha digital y que en esta primera edición de la iniciativa solidaria 1@+tú=1€, han seleccionado a tres de ellos, proyectos de sensibilización, gobierno electrónico y alfabetización digital que se llevarán a cabo en Perú y Argentina.

Las propuestas han sido presentadas por la Organización Universitaria Interamericana (OUI), la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y el Movimiento Manuela Ramos (MMR) y han sido elegidas entre un total de cincuenta y seis proyectos concursantes.


Estos proyectos se ejecutarán en un periodo un año, gracias a la financiación de cuarenta entidades privadas que componen la denominada arroba solidaria y entre las que se cuentan varias fundaciones, el Ayuntamiento de Gijón y empresas de los sectores TIC, entidades sin ánimo de lucro y profesionales autónomos y autónomas.


Otra, es el I Encuentro Internacional de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para la Cooperación al Desarrollo, un evento donde las instituciones, los sectores sociales y empresariales se van a dar cita para intercambiar experiencias y conocimientos con el fin de construir un espacio de reflexión y sensibilización, desde el que impulsar y fomentar el desarrollo de políticas que permitan contribuir a eliminar las brechas digitales mediante programas y proyectos de inclusión digital y que a la vez promuevan el uso de las TIC como instrumento de mejora en los métodos y prácticas de cooperación al desarrollo.


Ya en otro orden de cosas , expresar el deseo que en este año electoral, que se celebran elecciones presidenciales en Estados Unidos, generales en España, autonómicas en Andalucía, etc. y la agenda del debate político está llena de los grandes asuntos que ocupan y preocupan a la ciudadanía, como el cambio climático, el abastecimiento energético, la producción agrícola, la economía, la paz, la inmigración, el pleno empleo, la vivienda, la educación, la sanidad, etc., no estaría de más que a esa agenda se incorporase la Sociedad de la Información. Una buena ocasión para afrontar públicamente y políticamente el debate de como transformar la brecha digital en oportunidades digitales de primer orden para promover la paz, el desarrollo sostenible, la democracia, la transparencia y la buena gobernanza en todo el mundo.

16 comentarios:

proletario dijo...

La brecha digital es una triste realidad en todo el mundo, de un lado los poderosos con todos los recursos a su alcance y de otro los débiles lastrados por toda clase de carencias. Por eso los poderes públicos y menos aún los privados, no están interesados en acabar con esta desigualdad, una más, en un mundo de explotadores y explotados. Cambian las formas y los métodos de explotación y opresión pero permanece el yugo que nos unce al trabajo para el capitalismo.

igualdad de derechos para tod@s dijo...

El acceso universal a la sociedad de la información debe de considerarse como un derecho de ciudadanía.En consecuencia el Estado debe de garantizar la accesibilidad a las redes de comunicación e información, sin discriminación, y a precios asequibles. El condicionar el ejercicio de este derecho, tal como sucede actualmente, a la disponibilidad efectiva, facilitada por un operador privado, de un punto de acceso a la red constituye una discriminación intolerable en una sociedad democrática, pues vulnera el principio constitucional de igualdad.

Anónimo dijo...

El tema esta claro, diseño e implementación de un amplio despliegue de redes públicas abiertas a los operadores privados y que incorpore el criterio de definir la "banda ancha" como un servicio público universal accesible a los usuarios a precios asequibles. Obviamente la financiación y titularidad de las redes deben de ser públicas.

megabit dijo...

Hace muchos años que está abierto el debate sobre la conveniencia o no de segregar por un lado las redes y por otro los servicios. La Comisión Europea plantea claramente la segregación mientras que la CMT española es bastante reacia. En uno y otro caso no se aborda el asunto desde la base. Si la accesibilidad a las redes debe ser universal, las redes tienen que ser necesariamente públicas. Alguien se imagina a los taxistas construyendo sus propias calles, las compañias de autobuses sus propias carreteras, las empresas de transporte de mercancias sus autovías y las compañias aéreas sus aeropuertos. Pues eso es lo que se está haciendo con las redes de telecomunicaciones, basta ver los "bosques de antenas de telefonía móvil" para comprobarlo. Por eso estando de acuerdo en lo que planteas, pienso que al desarrollo hay que calificarlo de racional y sostenible.

raquel dijo...

La brecha digital es consecuencia de las desigualdades existentes y no la causa fundamental del desiquilibrio social y territorial. Sólo se eliminará esa "brecha" que ya es abismal en demasisados casos cuando se planteen y lleven a cabo politicas integrales para tod@s y no para unos pocos privilegiados, aunque en este caso seamos vd. y yo.

carmen dijo...

La idea de incorporar a los pueblos en vias de desarrollo a la sociedad de la información me parece poco consistente. Vamos a ver, en el Africa subsahariana dominada por la hambruna más terrible, es una prioridad internet o hacer una comida al día. Los recursos son tan escasos, las ayudas tan insuficientes y condicionadas, que sobrevivir día a día es el objetivo prioritario. De todos modos, por intentarlo que no quede.

pinón dijo...

Una buena ayuda para fijar población en el medio rural es dotar a nuestros pueblos y aldeas de accesos a internet, pero de verdad, no de "banda estrecha", no se por que aquí en Asturias os gusta tanto la vía estrecha de Feve y no el AVE, y Telecable en vez de Telefónica, etc. El Gobierno "dota" de red de fibra a las barriadas ubicadas en el fondo de los valles "mineros" para que vean Telecable y se olvida de que hay mucha gente que vive en las laderas, a las que no llega la fibra ni el adsl de Telefónica. Asi que redes y politicas integrales si, de acuerdo, pero que tal si empezamos por la casa de uno, o sea por Asturias.

carreña bit dijo...

Tas arreglau Pinon, aqui ponse el carru delante los gueis, subvencionense los ordenadores, vamos regalenlos y resulta que nun tienen red a la que enchufase, eso si a toos por igual, a los ricos y a los probes. ¿Conocen en el gobiernin la existencia de wi-fi y de wi-max?. Podien pensar en poner algo asina pa la zona rural. Bueno pal proximu presupuesto o pal ACEBU esi que firmen con la patronaly los socios.

Anónimo dijo...

Estos dias es noticia en todos los medios de comunicación el cierre de los telecentros en Asturias, unos centros que venían funcionando en la mayoría de los casos desde hace más de siete años y por los que han pasado y aprendido a manejar los ordenadores decenas de miles de usuarios. Los había en todos los municipios de asturias, y han ganado numerosos premios a nivel nacional e internacional, los trabajadores que los atienden, un centenar, han adiestrado y enseñado a miles de asturianos en el manejo de las nuevas tecnologías e internet en particular y ahora están en el paro y los telecentros cerrados. Cuento todo esto, no para el titular del blog que sabe más que de sobra de que va este asunto,( y al que emplazo a resolver desde su responsabilidad política este grave problema) sino para que los lectores de esta página tengan muy claro que una cosa es predicar y otra muy distinta dar trigo. Espero que en este caso además de predicar den trigo y resuelvan el problema.

cooperante dijo...

La cooperación al desarrollo se viene realizando en la mayoria de los casos de dos formas distintas y ambas escasamente eficaces. Me explico, la cooperación directa, a través de prestamos y ayuadas (FAD) que favorecen más la colinización económica que el desarrollo endógeno y la otra articulada a través de las ONGDs que mal gestionan ingentes cantidades de dinero público, las donaciones privadas son insignificantes, pero que tienen un "saludable efecto" sobre las conciencias occidentales. Ya se que nos politicamente correcto manifestar lo que digo, pero es obligado que si de verdad queremos cambiar el mundo no podemos seguir ignorando esta realidad. Más compromisos cocretos, gestión eficaz y evaluación pública. El encuentro de Gijón puede ser una buena ocasión para plantear estas y otras cuestiones. Eso si, sobra el adanismo y la autocomplacencia.

informatico castigado dijo...

No me casa mucho el planteamiento que haces en defensa de lo público y que el gobierno de Tini Areces privatice a más no poder la informática del Principado. De la Fundación CTIC prefiero no decir nada, por que para ser justo tendría que decir cosas muy gordas. Dejemoslo en lo de menudo chiringuito.

ingenierote en paro dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, ahora bien, advierto dos contradiciones o incongruencias evidentes en tu plangteamiento y la praxis de la gestión del gobierno de Tini Areces. Uno. Que si se defiende lo público, ¿cómo es que la mayoria de las políticas públicas se articulan a través de la Fundación CTIC y de espaldas, cuando no marginando, a los empleados públicos?. Dos,si se desea eliminar la brecha digital, o al menos minorarla, y los recursos públicos son limitados, ¿Cómo es que las ayudas para la compra de ordenadores y la conexión a internet tienen carácter generalista y el despliegue de la cobertura de red en las comarcas mineras se realiza priorizando un "instrumento: la fibra" y no las necesidades del conjunto de la población "olvidándose de que existen otros instrumentos: adsl, WI-MAX, UMTS, etc.".

pepero zumbón dijo...

No me extraña nada que abras una discusión, o debate, sobre desarrollo y brecha digital, y ponderes el trabajo de la CTIC, así no hablas de dos cosas fundamentales y que nos preocupan a todos los internautas, en Asturias el traspaso de la gestión de los telecentros y en España la indigerible imposición del canón digital. Una pregunta. ¿Son coincidentes tus planteamientos con los del gobierno regional y del estado?. ¿Contestas?o ¿Lo dejas pa prao?.

salome dijo...

Para oportunismo político ya tenemos al PP, es que no para, canon digital, "revocar" el divorcio express, el matrimonio homosexual, la educación para la ciudadania-; mayor subida de las pensiones, subsidios a go-go para las familias, una sustanciosa rebaja de impuestos. ¿Hay quien dé más?. Estos lo tienen claro, las promesas electorales se hacen para no cumplirlas.

Andrea dijo...

Me parece muy bien que Rajoy y Zapatero tuvieran un debate en internet en que los internautas pudieramos participar haciendo preguntas. ¿Por que no se plantea lo mismo en Asturias, León, Cantabria, etc.?. La verdadera brecha y no solamente digital existe entre nosotros los electores y los políticos que dicen pretender representarnos. ¿Quién me representa a mi, si nunca ninguno me preguntó nada?. Si acaso, te invitan a que forme parte del decorado de sus mítines.

pelayo dijo...

¡Buena noticia!. Se confirma que el Ministerio de Industria va a destinar 35 millones de euros para desplegar en Asturias la TDT. Ahora solo falta que el gobierrno de Tini, los ayuntamientos y las televsiones privadas se tomen en serio la TDT y empiecen a prestar presten los servicios que la ciudadanía demanda, que son bastantes más que ver el futbol por la Sexta, aunque no estaría mal que esta tv llegue a los pueblos.