domingo, 29 de abril de 2007

Tiempo y razones para una bitácora personal.

Hace tiempo que, varias personas con las que comparto las ideas socialistas y el uso habitual de las TIC, me vienen animando a crear una bitácora personal, en la que sea posible intercambiar y exponer publicamente las ideas, reflexiones y planteamientos que compartimos, por separado a través del teléfono, e-mail, o juntos en una breve charla de café.
En Asturias, la creciente extensión de la sociedad de la información y el conocimiento está creando nuevos paradigmas en las relaciones sociales, económicas, culturales y políticas de la ciudadanía.
Nuevos tiempos y nuevas realidades a las que no podemos ser ajenos, máxime quienes aspiramos a representar a la ciudadanía en las instituciones públicas y que además desarrollamos tareas vinculadas con la emigración asturiana, las organizaciones de cooperación al desarrollo y las instituciones europeas.

Al margen de la actualidad política, en que las bitácoras oficiales marcan el rumbo, determinan la velocidad y fijan la posición, también es preciso abordar temas más personales, pero no por ello menos importantes, sobre los que es preciso reflexionar, tener ideas claras, contrastar opiniones y conocer lo que sucede aquí y en otros lugares.
Era por tanto cuestión de tiempo y de oportunidad afrontar este paso y nada mejor que hacerlo de la mano de la Ejecutiva Federal del PSOE, que ha tenido la excelente iniciativa de crear un grupo de cibervoluntari@s ( de cuya coordinación me encargo a nivel regional), y que abre de esta forma un nuevo cauce de participación política, a la vez que fomenta la visibilidad de las ideas socialistas en la red.
Estas son las razones por las que, a partir de hoy, esta bitácora personal es accesible a todas las personas que así lo deseen, y que no tiene más moderación en los comentarios que el buen sentido de los que los suscriban.

2 comentarios:

LUNA dijo...

Hola:
Bienvenido a la blogosfera como usuario y en directo, ya que como lector me consta que hace mucho que estás.
Ahora solo falta que tus compañeros de viaje en la dirección te secunden.
No hay como predican con el ejemplo
Un abrazo

Edurne dijo...

Ya era hora de que aparecieses por la red, Veo que sigues cultivando la lectura y tus ideas como en los viejos tiempos de "el rápido de Irun". No cambies, quedate de muestra. Un abrazo.